» » Pejes en el Lago del Fuerte, Tandil

Pejes en el Lago del Fuerte, Tandil

Publicado en: Pesca | 0 | Visitas: 1.015

Como muchos sabrán decidimos dejar atrás la vida en la ciudad de Buenos Aires para probar instalarnos en un lugar mucho más tranquilo, Tandil. Esta ciudad cuenta con un dique y un lago con gran variedad de especies como ser Pejerreyes, Dientudos, Carpas, Bagres y Tarariras. Por lo que en mi primer día libre decidí ir a probar suerte y empezar a familiarizarme con este nuevo pesquero que a pesar de ser muy distinto, su pesca tiene bastante en común con la costanera de Buenos Aires.

Ya está empezando el frío por lo que me decidí a ir a buscar pejerreyes, lo primero que hay que hacer es acercarse a alguna casa de pesca a comprar mojarras ya que en el lago no venden, hay varias en el centro. Las líneas que se utilizan aquí son las típicas de diques con dos boyas bien separadas entre sí y brazoladas de 1 metro ya que el pejerrey come abajo. Los portes no son muy grandes por lo que debes usar anzuelos Nº 7 u 8 con boyas pequeñas y encarnando mojarras chicas.

Fui bien temprano y me ubique en la margen sur del lago para aprovechar el viento a mis espaldas y lograr más distancia, haciendo tiros lo más largos posibles y dejando derivar la línea con el viento se logran los mejores resultados. El primer pique resultó ser un bagre lagunero de buen porte que me enredo toda la linea. Luego de esto ya con el sol más arriba comenzaron los piques de pejerrey, los mismos se dan alejados de la costa y con corridas laterales muy sutiles, hay que estar muy atentos para clavarlos y la caña siempre en la mano. Es una pesca muy complicada pero una vez clavados dan una peleas espectaculares, se nota que hay mucha comida en el lago ya que están gordos y fuertes.

A pesar de haber tenido mucho pique en las 3 horas que estuve pescando solamente logré clavar 3 de muy buen porte, realmente me sorprendió el tamaño, tenía entendido que salian mucho más pequeños habitualmente y siempre que vine vi sacar los famosos lapiceras nada más grande. Obviamente todos fueron devueltos al agua con el menor daño posible ya que espero se sigan reproduciendo para poder continuar pescando en las aguas de mi nueva ciudad.

Para ver el resto de las fotografías haz click AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.