» » Recorriendo el Parque Nacional Corcovado

Recorriendo el Parque Nacional Corcovado

Publicado en: Reservas Naturales, Viajes | 1 | Visitas: 1.181

Salimos a las 5.30 del Progreso hacía Bahía Drake, allí nos esperaban los operadores turísticos para entregarnos nuestros refrigerios y asignarnos un guía. Abordamos una lancha y durante una hora y media de viaje pudimos apreciar una hermosa vista de la Bahía, llovía mucho pero los pronósticos decían que iba a parar. Mientras nos acercábamos a la entrada del parque notamos que la marea estaba muy baja, la lancha buscó un lugar lo más acercado posible a la orilla y allí entre olas desembarcamos y caminamos para ingresar a Corcovado.

El recorrido dentro del parque dura aproximadamente 5 horas, para realizar esta excursión es necesario un guía ya que no se puede hacer por cuenta propia, nosotros pagamos 90usd cada uno, esto incluye el traslado en lancha, la visita guiada, el refrigerio y la entrada al parque,los amigos de Bahía Drake Nature hicieron todos los arreglos para contratar al guía y trasladarnos hasta Agujitas donde salen las lanchas. La National Geographic cataloga al Parque Corcovado y sus alrededores como la región con mayor biodiversidad del mundo y realmente lo es, ni bien bajamos de la lancha los monos titi muy curiosos vinieron a saludarnos.

Iniciamos el recorrido con nuestro guía Carlos e inmediatamente paramos para ver una familia de tucanes en la copa de los árboles. Seguimos nuestro recorrido hasta el Río Claro dónde alcanzamos a ver en sus orillas un par de ojos que sobresalían, eran los de un caimán que reposaba en las tranquilas aguas.

Continuamos con nuestro recorrido y Carlos nos explicó cómo es que los ficus pasan de ser lianas que crecen en las alturas para luego convertirse en gigantes árboles con unas raíces de formas increíbles. Seguimos con nuestro camino, muy atentos y sigilosos ante los sonidos que íbamos escuchando, hasta que una pequeña manada de pecaries cruzan nuestro sendero, entre ellos estaba una pequeña cría acompañando a su madre.

Maravillados de ver tantos animales reanudamos nuestro recorrido para encontrarnos con un grupo de monos araña que colgaba a lo alto de la copa de los árboles, Carlos nos comenta que de las 4 especies que habitan en la zona está es la más activa y por lo tanto la más difícil de fotografiar, resulta que son muy selectivos con las hojas que comen y por eso pasan el día entero en búsqueda de alimento. Más adelante nos encontramos con los un grupo de monos aulladores que a diferencia de los araña son más tranquilos en cuanto a sus movimientos pero sus aullidos (de allí su nombre) se escuchan a 2km de distancia y llegan hasta 120 decibeles.

Continuamos con el recorrido y en la camino nos cruzamos con distintos tipos de aves, vimos más tucanes, un trogon y hasta una pareja de curaçao. Cada tanto se nos cruzaba una mariposa morfa, al abrir las alas se ve su característico y hermosos color azul pero cuando las cierra desaparece, nos fue imposible fotografiarla (tenemos un montón de fotos borrosas).

Salimos de los senderos para hacer una breve parada en la Estación Biológica Sirena, allí descansamos, recargamos nuestras botellas de agua y tomamos nuestro almuerzo. Nos cruzamos con otro grupo de visitantes y su guía nos señaló dónde encontrar un perezoso, fuimos en búsqueda de este y resultó ser una madre con su cría abrazados en la copa de un árbol. Los perezosos son animales muy lentos (por algo tienen ese nombre) y pueden pasar varios días en el mismo lugar. Carlos nos contó que tienen muy lenta digestión por lo cual un par de hojas pueden tardarse unos 3-4 días en ser digeridas.

De vuelta en el claro dónde almorzamos, vemos un caimán hembra junto a sus crías en un pequeño sanjon, luego de unos minutos la madre salió al pasto en búsqueda de comida.

El último tramo de nuestro recorrido salimos a la playa, justo donde desemboca el Río Sirena, para ver si teníamos suerte de ver tiburones que suelen nadar por la zona pero no llegamos a ver ninguno. Retomamos el sendero en busca de tapires, tampoco llegamos a ver alguno (aunque otro grupo nos comentó que ellos alcanzaron a verlo) pero en su lugar nos encontramos con un par de monos titi paseando casi sobre el suelo y una gran manada de coaties buscando cangrejos halloween para alimentarse.

De vuelta en la playa donde iniciamos el recorrido pero con la marea mucho más alta, tomamos nuestra lancha para emprender nuestro camino de vuelta a Bahía Drake y de allí volver a Progreso.

Para ver el resto de las fotografías del Parque Nacional Corcovado haz click AQUÍ.

Restaurante y Cabinas Rancho AlMar

Cabalgatas, Miguel Sánchez

Tour Madre Selva,Jhonson Villalobos

Tour Avistaje de Aves, Edin Pomares

Mostrar todos los comentarios (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.